Se multiplican por cuatro las reclamaciones contra las compañías aéreas en Asturias

El incremento de las conexiones del aeropuerto de Asturias ha propiciado que se multipliquen por cuatro las reclamaciones a las compañías aéreas, por retrasos, cancelaciones de vuelos y conflictos laborales, como principales motivos de reclamación.

A pesar de dicho incremento de las reclamaciones en Asturias, en el conjunto del Estado las compañías aéreas se ahorran anualmente 900 millones de euros debido a los pasajeros que no reclaman, puesto que el 90% de ellos y ellas no conocen sus derechos.

Ranking reclamaciones companias aereas

Ryanair, Volotea, Vueling y EasyJet siguen cobrando por el equipaje de cabina a pesar de haber sido sancionadas

A pesar de la sanción de 150 millones de euros a Ryanair, Volotea, Vueling y EasyJet por cobrar el equipaje de cabina y por obligar a imprimir el billete, lo siguen haciendo.

La multa sanciona cuatro prácticas que quedan prohibidas, pese a que siguen en el día a día de las aerolíneas de bajo precio (low cost).

  • Cobrar por llevar equipaje de mano a bordo. Algunas de esas aerolíneas te cobran por llevar el bolso o la mochila a bordo, pese a que ese equipaje no se factura. Ésta es la principal infracción sancionada, calificada de “abusiva” y el grueso del importe.
  • El cobro por selección de asiento cuando uno viaja con personas dependientes. Por ejemplo, esas aerolíneas asignan asientos separados a padres e hijos pequeños y te cobran un recargo si uno escoge que tu hijo o un dependiente vuele a tu lado. Literalmente, la sanción dice que eso puede resultar en un “perjuicio a personas vulnerables” que pueden quedar en “situación de desamparo”.
  • Se sanciona lo que se llama “falta de transparencia en la información contractual”, es decir, que el precio que te aparece en pantalla es de 50 euros, al siguiente click de 70 y al final del proceso de 90. El expediente dice literalmente que es “una práctica comercial desleal que dificulta la comparabilidad de ofertas y la toma de decisión de las personas consumidoras, suponiéndoles importantes perjuicios económicos y distorsionando el posicionamiento de las compañías en las búsquedas por internet».
  • Se sanciona también prohibir el pago en metálico en la compra de billetes en los aeropuertos. Hay, además, en esa sanción, un reproche especial a la práctica de Ryanair de cobrar 20 euros a los pasajeros y pasajeras a los que imprime el billete en papel. Se dice que “la exigencia de un coste desproporcionado por reimpresión de la tarjeta de embarque supone una práctica abusiva, al no corresponderse con costes reales asumidos por la empresa y generar un desequilibrio entre los derechos y obligaciones de las partes”.

¿Van a dejar las compañías aéreas de hacer esos cobros?

Debieran hacerlo y, en la práctica, 150 millones son disuasorios, pero siendo una sanción mayúscula, lo cierto es que los beneficios de las aerolíneas de bajo coste este año han sido tan monstruosos que esta sanción apenas representa el 5% de lo que han ganado. Todas ellas han batido récords históricos de beneficios:

  • Hace 10 días, Ryanair presentó un beneficio neto de 1.920 millones de euros , su récord histórico. Ryanair es quien acumula el grueso de las sanciones, pero su beneficio es tal que apenas representa el 5% de sus ganancias.
  • Easyjet batió su propio récord con un beneficio de 380 millones de euros de beneficio neto.
  • Vueling casi duplicó sus beneficios el año pasado (los aumentó un 97%) hasta los 396 millones.
  • Volotea, que llevaba cuatro años en pérdidas, sólo ha dicho que su beneficio neto este año será positivo.

La sanción de 150 millones es la más elevada puesta por la administración de consumo en España, pero los beneficios que obtienen con estas prácticas son tales, que muchas de ellas optan por dilatar en tribunales esas prácticas y por seguir cobrando y engordando beneficios a costa de sus clientes.

Los tribunales ya decían que estas prácticas son abusivas. La más llamativa de las sentencias es la del Tribunal de Justicia de la UE que en 2014 falló contra Vueling donde decía literalmente que “el equipaje de mano (…) debe considerarse, en principio, un elemento indispensable del transporte de los pasajeros y que su transporte, por consiguiente, no puede ser objeto de un suplemento de precio, siempre y cuando dicho equipaje responda a las exigencias razonables relativas a su peso y dimensiones y cumpla con los requisitos de seguridad aplicables”.

Deja un comentario

Llámanos

N.º gratuito (desde fijo)

900 50 10 60

Oviedo

985 210 957

Gijón

985 35 38 18

Avilés

985 510 926

Mieres

985 92 24 58

Langreo

985 52 82 82