Continuamos la pelea contra UNICAJA por la vía judicial para que devuelva el dinero sustraído a los ahorradores

Después de la concentración en Oviedo y en otras ciudades de España el pasado 14 de noviembre, continuamos la pelea contra UNICAJA BANCO por la vía judicial, para que devuelva el dinero sustraído por los ciberdelincuentes a su clientela.

Es patente la indignación de cientos de personas afectadas por este fraude masivo causado por los fallos en el sistema de seguridad informática de UNICAJA BANCO. La clientela no sólo se sienten estafada, también se siente maltrata por la entidad, que no dudó en culpabilizarles, cuando lo que se está demostrando, por reiteradas sentencias judiciales, es que la dirección de UNICAJA BANCO ante el proceso de integración de la plataforma informática de la antigua Liberbank no tomó las medidas de seguridad informática, suficientes y necesarias, para proteger adecuadamente las cuentas de ahorro de la clientela.

Hace un mes, aprovechando el cambio de Consejero Delegado, enviamos un escrito (ver aquí) a Isidro Rubiales, emplazándole a reintegrar de inmediato las cantidades sustraídas a todas las personas afectadas, tal y como exige la Ley y están resolviendo las muchas sentencias que se van conociendo. De lo contrario, le anunciamos que convocaríamos a las personas afectadas para reclamar en la calle, delante de las oficinas de UNICAJA BANCO, para reivindicar la devolución del dinero sustraído de sus cuentas, concentración que llevamos a cabo el pasado 14 de noviembre de 2023.

Después de recibir la respuesta a nuestro escrito al Consejero Delegado, Isidro Rubiales, confesamos que no esperábamos otra cosa. Siguen negando su responsabilidad, reiteran la culpabilidad de la clientela y tienen el cinismo de decir que cumplen estrictamente con la legalidad. Ante lo cual, no nos queda otra que armarnos de paciencia y no salir de los juzgados.

Las sentencias de los tribunales acreditan que UNICAJA BANCO no protegió adecuadamente las cuentas de la clientela por fallos en su plataforma informática

El primer caso que ganamos la Unión de Consumidores de Asturias a UNICAJA BANCO fue en el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Pola de Lena que condenó a Unicaja a devolver los 5.000 euros sustraídos por ladrones informáticos a una socia mediante el método del fraude denominado ‘phishing’. Cantidad a la que se sumaron los intereses desde que se inició la reclamación extrajudicial, en junio de 2022, y las costas.

En este caso, los hechos tuvieron lugar el 9 de junio de 2022, en una cuenta donde la afectada tiene domiciliados sus ingresos y sus recibos periódicos. Se le realizó un cargo por importe de 5.000 euros, con el concepto “regaliyoooooo”, a favor de un tal Iker Domínguez, con un determinado número de cuenta. Tras observar que se había producido el citado movimiento, aquel mismo día lo puso en conocimiento del banco. El día 15 efectuó otras tres llamadas al banco, y el 16 presentó la denuncia. 

El fraude se ejecutó de la siguiente manera: la socia de la Unión de Consumidores recibió un SMS procedente de Unicaja, en el que se le informaba de que se había producido un acceso inusual y que si no había realizado ella dicho acceso, verificase sus datos en el enlace que se le indicaba en el mensaje. El enlace aparentaba dirigirse a la web de Unicaja, por lo que ella accedió al mismo. Se abrió una web idéntica a la de Unicaja Banco, introdujo sus claves para comprobar que todo funcionaba correctamente, sin que luego pudiera controlar más datos. 

Unicaja Banco se opuso a la reclamación alegando que la clienta es gravemente responsable al haber utilizado un canal de comunicación como es un enlace externo a los canales pactados, facilitando datos de acceso a sus cuentas a un tercero y autorizando expresamente desde su dispositivo y mediante “clave OTP” la vinculación de otro dispositivo a su banca digital. 

Sin embargo, la jueza explica en su sentencia, de fecha 3 de agosto de 2023, que “a tenor del resultado de la prueba practicada, no ha quedado acreditado que la entidad demandada [UNICAJA BANCO] cumpliera en la forma que le es exigible los deberes de diligencia en la autenticación de las operaciones de pago, pues no ha probado que haya implementado un mecanismo anti ‘phishing’ de protección de los usuarios de los instrumentos de pago por ella emitidos frente al uso fraudulento por un tercero de páginas imitativas de las propias para hacerse con las credenciales del instrumento”. 

“Por todo lo cual, no pudiendo apreciarse en la actora [la socia] negligencia grave en el cumplimiento de sus deberes de custodia y uso de la tarjeta, ha de declararse la responsabilidad de la entidad demandada [UNICAJA BANCO] como proveedora de los servicios de pago usados de manera fraudulenta por un tercero y por tanto es quien debe responder de las pérdidas sufridas por la demandante [la socia] con tales operaciones». Socia que fue asistida por el abogado colaborador para asuntos de tribunales, José Antonio Ballesteros Garrido.

Deja un comentario

Llámanos

N.º gratuito (desde fijo)

900 50 10 60

Oviedo

985 210 957

Gijón

985 35 38 18

Avilés

985 510 926

Mieres

985 92 24 58

Langreo

985 52 82 82