Le damos un mes a Isidro Rubiales, consejero delegado de Unicaja, para que devuelva el dinero sustraído a los ahorradores

Dacio Alonso González, presidente de la Unión de Consumidores de Asturias a D. Isidro Rubiales Gil, Consejero Delegado de Unicaja Banco

Me dirijo a Vd. en mi condición de presidente y portavoz de la Unión de Consumidores de Asturias, la asociación de consumidores con mayor número de personas asociadas y más activa en Asturias.

Unicaja Banco tiene una especial implantación en Asturias tras su absorción de Liberbank, en el que se integró la antigua Caja de Ahorros de Asturias. Por ello, es una de las Comunidades Autónomas en la que existen más afectados por el episodio de fraude masivo contra cuentas abiertas en Unicaja Banco que se produjo en las fechas siguientes a la integración de la plataforma digital de Liberbank en la de Unicaja, entre junio y julio de 2022. En esta Asociación tenemos el encargo de 240 socios y socias de reclamar a Unicaja Banco el reembolso de las cantidades que se han cargado en sus cuentas corrientes en ese episodio, y sabemos que son sólo una pequeña parte de los miles de víctimas repartidas por toda España; en los informes que la Policía ha presentado en los Juzgados constata que las denuncias presentadas ascienden a cifras muy superiores y en la «Plataforma afectados ciberataque Unicaja Banco» que se ha creado en Facebook figuran registradas más de 2.500 personas.

Nuestra gestión de las reclamaciones a Unicaja para que reembolse el dinero retirado de las cuentas de nuestros socios da Iugar a una imagen muy negativa de la seriedad de ese Banco, de cómo entiende su responsabilidad corporativa, de su respeto a la legalidad y a los derechos de sus socios:

  • Muchas de estas reclamaciones no se han contestado.
  • Las respuestas que sí se han remitido están antedatadas: figura una fecha muy anterior a la de su recepción por los interesados (fechadas en agosto de 2022 y recibidas en octubre).
  • A pesar de que Unicaja Banco reconoce que las operaciones por las que se reclama son fraudulentas, se niega al obligado reembolso con la excusa de que se ha procedido a comprobar la debida autorización de cada operación, pero eludiendo toda cita de la normativa específica sobre su obligación de reponer las cantidades defraudadas, que voy a citar a continuación; y omitiendo reconocer los fallos de seguridad de Unicaja al no detectar la anormalidad de las operaciones que se estaban ejecutando.
  • Hemos solicitado información que permita determinar el procedimiento seguido para cometer las diferentes operaciones fraudulentas y los medios puestos por Unicaja Banco para evitar los fraudes; en la mayoría de los casos no hemos recibido contestación; y cuando la hemos recibido, esta es incompleta. Incluso estamos observando que últimamente se evita remitir información que sí se facilitaba en otros casos anteriores, omitiendo datos que permitían acreditar fallos en el proceso de seguridad.
  • A algunos de los afectados se les han hecho ofertas de reembolso parcial, en distintos porcentajes; a la mayoría no se les ha ofrecido nada, sin que se pueda observar ningún criterio para esa diferencia de trato. En ningún caso se ha ofrecido el reembolso total, conforme a lo que ordena la Ley.
  • Unicaja Banco está incumpliendo la normativa civil que establece que el depositario es responsable de la pérdida de la cosa que tiene en su posesión; y que se proyecta en el ámbito de los fraudes bancarios en los arts. 45 y 46 del R. Decreto-Ley 19/2018, de 23 de noviembre, de servicios de pago y otras medidas urgentes en materia financiera, que obliga a la entidad financiera a reembolsar el importe defraudado no más allá del día siguiente de recibir la comunicación del fraude, salvo que esté en disposición de probar que el cliente actuó fraudulentamente o con negligencia grave. Y en el ámbito de la protección de los derechos de los consumidores, en el art. 148 del Texto Refundido de la Ley para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, que establece la responsabilidad del profesional cuando se exigen legalmente ciertos niveles de eficacia y seguridad, que evidentemente Unicaja no satisfacía en este caso.

En los procedimientos judiciales que se siguen por estos casos, Unicaja Banco está defendiendo contra toda evidencia que las víctimas actuaron de forma gravemente negligente al pinchar en el enlace existente en el SMS que originó el fraude y acceder así a una web que era un clon de la del banco, en la que debía anotar las claves habituales para el acceso. Hemos demostrado una y otra vez que el error era indetectable y las víctimas no actuaron con negligencia; así lo viene informando la Policía en sus informes y también los peritos informáticos que están actuando en estos litigios, y así lo están declarando las sentencias ya dictadas en forma prácticamente unánime.

Es más, se está demostrando que Unicaja Banco no adoptó medidas adecuadas para evitar estas actuaciones; que fue incapaz de detectar que se estaban ejecutando operaciones escandalosamente anómalas; y la misma dimensión del fraude muestra que no nos encontramos ante negligencias individualizadas de algún cliente, sino de un fracaso del sistema de seguridad del Banco. La Policía incluso ha sospechado de una brecha de seguridad que el Banco, sin embargo, ha negado.

En esta situación, y sin perjuicio de que esta asociación va a continuar presentando todas las demandas judiciales necesarias para que los tribunales fuercen a Unicaja Banco a hacerse cargo de sus responsabilidades legales, LE INSTO a que recapacite y dé instrucciones para que se rectifique la respuesta de esa entidad y acepte reembolsar a sus clientes las cantidades defraudadas, con su interés legal desde la fecha de cada anotación fraudulenta. Evitará así un mayor gasto para el Banco, por las costas judiciales que se ahorrará, y la pérdida de imagen y prestigio asociada a ser la entidad financiera que ha sufrido el mayor fraude cibernético en España, y que por ello ha recibido el mayor número de sentencias judiciales condenatorias.

LE EMPLAZO para que en el plazo de UN MES me haga llegar su respuesta favorable a estimar la reclamación de todas las personas afectadas, y muy especialmente de los socios y socias de la Unión de Consumidores de Asturias, de los que le adjunto una relación con las fechas e importes correspondientes a cada uno; de no recibir la contestación esperada, además de continuar con las demandas judiciales, desde esta asociación se promoverá la convocatoria de manifestaciones de afectados y afectadas ante las oficinas de Unicaja Banco para reclamar públicamente que ésta se someta al imperio de la normativa citada, reconozca sus derechos y les indemnice satisfactoriamente.

Atentamente, en Oviedo, a 9 de Octubre de 2023

Fdo. Dacio Alonso González, presidente de la Unión de Consumidores de Asturias

Deja un comentario

Llámanos

N.º gratuito (desde fijo)

900 50 10 60

Oviedo

985 210 957

Gijón

985 35 38 18

Avilés

985 510 926

Mieres

985 92 24 58

Langreo

985 52 82 82