ALSA sancionada por la Junta Arbitral del Transporte de Asturias por daños morales a dos jóvenes pasajeros a los que dejó tirados

La hija de una socia y un compañero de curso, ambos estudiantes de Erasmus, compraron a ALSA sendos billetes Oviedo – La Rochelle, con transbordo en Bilbao. El autobús de ALSA debía salir de Oviedo a las 16:15 horas, pero ya salió con un cuarto de hora de retraso y, además, en Santander estuvo parado un tiempo para realizar el cambio de conductor. En consecuencia, cuando llegaron a Bilbao el autobús con destino a La Rochelle ya se había ido, ante lo cual decidieron viajar en otro autobús hasta Burdeos, donde cogieron un tren hasta La Rochelle llegando al destino a las 10 de la mañana.

 El caso fue llevado por Alba Cuñado, abogada de nuestro servicio jurídico en Oviedo, ante la Junta Arbitral del Transporte del Principado de Asturias al entender que no sólo se había producido por parte de ALSA un incumplimiento de las condiciones del servicio sino que, además, se había generado a ambos jóvenes viajeros unos evidentes daños morales que debían ser reparados.

Vistos los hechos en la Junta Arbitral, la representante de ALSA sólo estuvo dispuesta a asumir la devolución de los 138 euros del precio del billete, entendiendo por parte de la representación de la Unión de Consumidores de Asturias que los hechos son lo suficientemente graves como para ser objeto de indemnización por los daños morales causados a ambos jóvenes.

Apreciación que es confirmada en los fundamentos jurídicos del laudo arbitral, en los cuales se señala que “si para un simple retraso o cancelación ya está previsto el ofrecimiento gratuito de una noche de hotel, con mayor razón cabe entenderlo cuando las personas afectadas ya están en pleno viaje y han perdido el transbordo que la propia empresa le organizó”.

“Además, la empresa CONOCÍA o tenía la obligación de conocer que ambos viajeros iban a perder el transbordo porque fue ella la que les vendió el viaje a los recurrentes. Pese a ello, les dejó solos, desamparados y sin asistencia, lo que no resulta en modo alguno aceptable, por lo que son estimables las pretensiones relativas al daño moral”.

En consecuencia, la Junta Arbitral del Transporte del Principado de Asturias estima la reclamación planteada, considerando ajustada a Derecho la solicitud de indemnización de la Unión de Consumidores de Asturias de 250 euros a cada viajero por daños morales, lo que unido a la devolución del importe de los billetes,138 euros, hacen un total de 388 euros para cada uno de los jóvenes. En total, ALSA debe abonar 776 euros por daños morales e incumplimiento del contrato de transporte.

Si sufres abusos o daño moral por parte de ALSA u otra compañía de transporte ¡No te resignes! ¡Reclama! Llámanos al teléfono de atención de consultas 900 50 10 60 (gratis desde fijo)

 

¡Tú eres la Unión de Consumidores!

 

Deja un comentario

Llámanos

N.º gratuito (desde fijo)

900 50 10 60

Oviedo

985 210 957

Gijón

985 35 38 18

Avilés

985 510 926

Mieres

985 92 24 58

Langreo

985 52 82 82