Cinco consejos para ahorrar en la factura de la luz

  1. Contrata la tarifa PVPC con “discriminación horaria”, se ahorran más de 100 euros al año con respecto a la tarifa de “mercado libre”.
  2. Revisa la potencia que tienes contratada, desde la aprobación del último Decreto-Ley, el 7 de octubre de 2018, la potencia se contratará en tramos de 0,1 kWh (y no de 1,1, como antes). En la web www.bajatelapotencia.org encontraras toda la información sobre la potencia que necesitas.
  3. Infórmate sobre los precios de las cooperativas que comercializan electricidad de origen exclusivamente renovable, el precio del kilovatio es inferior al que cobran las cinco compañías del oligopolio eléctrico (EDP, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Endesa y Viesgo).
  4. Comprueba si puedes solicitar el bono social.
  5. Desde el 7 de octubre de 2018 está prohibida la comercialización puerta a puerta para compañías eléctricas y de gas, salvo petición expresa del cliente. No habrás a comerciales y no les enseñes facturas.

Lo que hay que saber sobre los tipos de contratos

Contrato PVPC con discriminación horaria

El “Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor” (PVPC) o tarifa regulada, con discriminación horaria, es el que más nos permite ahorrar en la factura de la luz, es decir, es el contrato que más nos interesa a las personas consumidoras.

Un hogar con consumo medio y contrato PVPC con “discriminación horaria” ahorra al año más de 100 euros con respecto al contrato de mercado libre sin discriminación horaria, al tener un precio el 50% más barato durante 14 horas (de las 22 horas a las 12 horas de la mañana siguiente, en verano hasta las 13 horas) a cambio de pagar un 20% más durante las 10 horas restantes. Para acogerte a este contrato solo se necesita una llamada telefónica a la compañía eléctrica y el cambio cuesta 11 euros.

Otras ventajas de este contrato son:

– No lleva cláusulas opacas, cláusulas de permanencia o servicios adicionales.
– Permite acogerse al Bono Social.
– En caso de impago hay 2 meses para pagar y obligación de preaviso de la compañía antes cortar suministro.

Si en la factura, donde señala el tipo de contrato, figura la denominación PVPC es que tenemos contratada esta tarifa y sólo habría que solicitar que nos incorporasen a la discriminación horaria.

Contrato de "mercado libre"

Es el contrato donde el precio y las condiciones son las que ofertan las 5 grandes compañías del oligopolio eléctrico (EDP, Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa y Viesgo) . En el último estudio comparativo de precios realizado por la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC), la diferencia entre la tarifa más barata y más cara ofertada en el mercado libre puede llegar a los 200 euros al año, para un hogar con consumo medio. Con respecto al contrato PVPC la media de las ofertas del oligopolio es de unos 32 euros/año más caro.

Asimismo, el contrato de mercado libre suelen incluir cláusulas especiales de “permanencia” o “servicios adicionales” (caso de EDP y el servicio “Funciona”). En caso de impago hay 15 días para abonar la factura antes de que nos corten el servicio.

Si en la factura, donde señala el tipo de contrato figura alguna de estas denominaciones: FORMULA LUZ, FORMULA AHORRO o FORMULA LUZ-GAS tenemos contratada la tarifa del “mercado libre”.

Contratos de "mercado libre" con tarifa plana

Es un tipo de contrato que oferta las 5 compañías del oligopolio eléctrico, que implica que se paga durante todos los meses del año la misma cuantía, es decir, se trata de pagar un precio fijo durante 12 meses, ajustando el pago al final de año según se haya consumido más o menos kilovatios contratados.

Diversos estudios comparativos estiman que se pagan entre 120 y 150 euros más al año por la electricidad que con el contrato PVPC. Asimismo, suele incluir cláusulas de penalización por baja antes de finalizar el plazo contratado.

Contrato con cooperativas

Cada vez son más las personas consumidoras que contratan el suministro eléctrico con cooperativas comercializadoras de electricidad de origen renovable. La oferta de éstas se suele distinguir por:

Precios del kilovatio más bajos y contratos más trasparentes que los de las 5 grandes compañías del oligopolio.
– Introducen más competencia en el mercado y la no dependencia de las cinco grandes compañías del oligopolio eléctrico.
– Potencian las energías limpias de origen renovable.
– Favorecen la comercialización y producción limpia de origen renovable surgida desde la propia ciudadanía.

La potencia contratada

Es la potencia máxima que se puede consumir simultáneamente. Por ejemplo, en un hogar donde se tengan encendidos 100 W de iluminación y a la vez 2.000 W de la lavadora y otros 1.000 W de otros electrodomésticos, se está utilizando una potencia de 3.100 W (3,1kW) por lo que se podrían contratar 3,3 kW de potencia contratada.

La potencia eléctrica contratada se paga siempre. Aunque no enciendas ni una sola luz, te vayas de vacaciones o no haya nadie en casa. La potencia se contratará en tramos de 0,1 kWh si la personas consumidora tiene contador inteligente y menos de de 15 kWh de potencia. En la web www.bajatelapotencia.org encontraras toda la información sobre la potencia que necesitas contratar.

El bono social

En el BOE del 6 de octubre de 2018 se han publicado las últimas condiciones de acceso al Bono Social, el descuento en la factura de la luz para consumidores en situación vulnerable, vulnerable severo y en riesgo de exclusión social.

La primera condición para acceder al bono social es tener contratada una potencia igual o inferior a 10 kW (prácticamente todos los contratos domésticos) y estar acogido al contrato PVPC, NO en el mercado libre, en el supuesto de que se tenga contrato de mercado libre se puede cambiar al contrato regulado o PVPC de forma gratuita llamando a la compañía. Una vez cumplidos estos requisitos, hay que acreditar ante la compañía comercializadora de electricidad una de las siguientes dos condiciones:

Requisitos para ser considerado consumidor vulnerable (solo es necesario cumplir uno)

  • Tener una renta individual (en caso de un solo adulto en el hogar) o familiar que no supere los 11.280 euros anuales en el caso de hogares sin niños (1,5 veces el IPREM), unos 15.000 para las familias con un menor (2 veces el IPREM) o unos 19.000 euros anuales si hay dos menores en el hogar (2,5 veces). Estos umbrales suben en el caso de discapacidad, víctimas de violencia de género o del terrorismo, familias monoparentales y quienes tengan miembros con niveles de dependencia II y III.
  • Familias numerosas, independientemente de sus ingresos.
  • Pensionistas que cobren la pensión mínima de jubilación o incapacidad permanente y no tengan otros ingresos que superen los 500 euros.

Quienes cumplan uno de esos requisitos son consideradas personas consumidoras vulnerables, lo que significa que podrán acceder a un descuento del 25% en el precio de la electricidad consumida (excluidos potencia, peajes e impustos).

Asimismo, tendrán derecho a un descuento del 40% en el precio de la electricidad consumida las personas consideradas vulnerables severas. Para acceder a este nivel, los umbrales de renta son más bajos:

Requisitos para vulnerables severos (solo es necesario cumplir uno)

  • No alcanzar la mitad de los umbrales anteriores. Esto es, unos 5.640 euros anuales en el caso de casas sin niños, 7.500 en hogares con un menor o unos 9.500 en el caso de familias con dos menores.
  • Tener una renta inferior al IPREM en 14 pagas, unos 7.530 euros.
  • En el caso de familias numerosas, que su renta sea menor a unos 15.000 euros anuales.

En caso de impago, no se podrá cortar el suministro a familias en situación de exclusión social atendidas por los servicios sociales, familias con menores de 16 años, discapacitados de igual o más del 33% y dependientes de grado dos y tres.

Asimismo, no se podrá cortar el suministro antes del plazo de los 4 meses a todas las personas consumidoras vulnerables.

En todo caso, los descuentos están sujetos a límites máximos de consumo anuales, de manera que los consumos que excedan los límites no serán objeto de descuento en el precio, en los kWh que correspondan; pudiéndose acumular los kilovatios a los que no se han aplicado descuentos en los 12 meses anteriores. Dichos límites máximos de consumo son:

  • Familia sin menores – 1.380 kWh anuales
  • Pensionistas o familias con un menor – 1.932 kWh anuales
  • Familias con dos menores – 2.346 kWh anuales
  • Familias numerosas – 4.140 kWh anuales

BONO SOCIAL TÉRMICO

Todas las personas consumidoras que sean beneficiarias del bono social eléctrico también tendrán derecho al Bono Social Térmico, el cual se aplicará automáticamente, a menos que la persona renuncie.

La cuantía de la ayuda mínima por hogar será de 25 euros, siempre que exista “disponibilidad presupuestaria”. A dicha cantidad se le podrán sumar otras cantidades en función de la zona climatológica. Además, quienes sean vulnerables severos o estén en riesgo de exclusión social, recibirán un 60% más que los consumidores vulnerables. La ayuda, anual y en un solo pago, se abona en el primer trimestre del año siguiente, vía transferencia de las comunidades autónomas.

Tú decides

Como consumidores vivimos muchas veces en el desconocimiento de nuestros derechos estando a merced de las grandes empresas. Desde la Unión de Consumidores de Asturias queremos ayudarte a elegir el tipo de contrato que mejor se adapte a tus necesidades.

Además, gestionamos cualquier tipo de problema o duda que tengas como consumidor. Acércate a una de nuestras oficinas o llámanos y te informaremos.

Contigo nos hacemos más fuertes y podremos seguir alcanzando nuevos logros.
Tú eres la Unión de Consumidores, ¡asóciate!

Nosotros te llamamos

Si lo prefieres, déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies