IKEA retira y pide que no se use una taza portátil que desprende ftalatos

IKEA recomienda a todos los clientes que tengan una taza portátil TROLIGTVIS con la marca «Made en India» que dejen de usarla. Informes de pruebas recientes muestran que el producto desprende niveles de químicos que sobrepasan los límites establecidos. Por ello, IKEA ruega a los clientes que tengan la taza portátil que las lleven a cualquier establecimiento IKEA donde les será reembolsada la totalidad del importe.

La multinacional sueca ha recibido los informes de unas pruebas que muestran que la taza portátil podría desprender ftalato de dibutilo en un nivel superior al reglamentado. IKEA decidió hace tiempo no emplear ftalatos en los productos destinados a entrar en contacto con los alimentos y, por esa razón, ha paralizado la venta de la taza portátil.

La taza portátil TROLIGTVIS se ha vendido en todo el mundo desde su lanzamiento en octubre de 2019. Por ello, IKEA ruega a los clientes que tengan en su poder una taza portátil con la marca «Made in India» en la base que las lleven a cualquier establecimiento IKEA donde les será reembolsada la totalidad del importe. No es necesario presentar ningún justificante de compra como el ticket.