Una familia de Mieres cobrará 2.000€ por la cancelación de un vuelo de Iberia

Las reclamaciones a las compañías aéreas por retrasos, cancelaciones, overbooking o problemas con el equipaje, forman parte de nuestro día a día.

Os hemos informado en muchas ocasiones, que el procedimiento de reclamación extrajudicial o judicial puede alargarse, aproximadamente, un año.

Fundamentalmente, por su negativa a pagar de forma voluntaria las compensaciones a las que tienen derecho los pasajeros.

En esta ocasión, queremos poner en valor la fuerza y la constancia de una familia de Mieres que llevaban desde el año 2014 reclamando a Iberia la compensación económica correspondiente por la cancelación del vuelo.

A finales del mes de agosto del 2014, la familia García iniciaba sus vacaciones desde Asturias a Lanzarote, con un transbordo en Madrid. En el aeropuerto asturiano, Iberia comunica a los pasajeros que se cancela el vuelo a Madrid de las 13:40h, con la pérdida de la conexión aérea de Madrid a Lanzarote. No da ninguna explicación.

La familia, con dos hijos menores, es recolocada en un vuelo posterior el mismo día a las 17:40h, pero ya no pueden enlazar con un vuelo a Lanzarote, debiendo pernoctar en Madrid y llegando, finalmente, a destino al día siguiente. 19 horas más tarde.

Interponen la primera reclamación en el Aeropuerto de Asturias a través de la hoja oficial de reclamaciones, que Iberia contesta de forma negativa. Lo vuelven a intentar en octubre del 14, obteniendo una segunda negativa.

Durante el año 2015 vuelven a contactar otras dos veces más con el servicio de atención al cliente de Iberia, con sendas respuestas negativas. Se deciden a iniciar una reclamación ante AESA (Agencia Española de Seguridad Aérea).

AESA les da la razón, pero su informe no es vinculante.La respuesta llega ya en el año 2017.

Lo que piden los usuarios es la compensación económica por cancelación del vuelo, cuando no existen circunstancias extraordinarias. Es decir, 400 euros por pasajero, un total de 1.600 euros dado que la distancia del vuelo es superior a los 1.500 km e inferior a los 3.000km.

En la primavera del 2019 deciden hacerse socios de la Unión de consumidores en Mieres y nuestro servicio jurídico redacta una nueva reclamación (la quinta ya) extrajudicial a Iberia.

Nuevamente, Iberia deniega la compensación económica, por lo que iniciamos la vía judicial en el mes de junio.

La sentencia, como no puede ser de otra forma, es favorable. Reconoce el derecho a la compensación económica de los afectados por la cancelación de un vuelo sin que existan circunstancias extraordinarias que lo justifiquen. Por otra parte, se había solicitado un daño moral por cada miembro de 100 euros. El juez acepta la petición y condena a Iberia a pagar 400 euros por daños morales.

En total, la familia va a ser indemnizada con 2.000 euros, costas incluidas e intereses legales, tras cinco años de lucha contra Iberia.

A lo largo del procedimiento judicial, Iberia se declaró en rebeldía. Esto significa que ni siquiera contestó a la demanda ni  se personó en ningún momento del procedimiento.

Tres meses después de la sentencia, Ibería aún no ha pagado a los reclamantes los 2.000 euros, por lo que será necesario ejecutar la sentencia o, incluso, solicitar el embargo de cuentas como ha ocurrido en otras ocasiones.

iberia es la principal aerolínea española, mueve a millones de pasajeros por todo el mundo, pero podemos afirmar que no cumple ni respeta los derechos de los consumidores establecidos en el Convenio de Montreal, ni del Reglamento Europeo 261/2004 o la Ley de Navegación Aérea.

¿Por qué este desprecio a sus clientes?

Si quieres contactar con nuestro servicio jurídico, pincha aquí.

La Unión de consumidores de Asturias, ¡Siempre a tu servicio!