Sin ir a juicio conseguimos recuperar 3.351,76€ de dos tarjetas de crédito

Los servicios financieros de Carrefour y la empresa Oney (tarjeta Alcampo) cancelan sendos contratos de tarjetas de crédito tras la reclamación efectuada por nuestro servicio jurídico.

La novedad de esta situación es que no ha sido necesario acudir a la vía judicial para anular los contratos y conseguir la devolución del dinero pagado de más. A raíz de la reclamación extrajudicial que la Unión de consumidores envió a cada departamento de Atención al cliente de las empresas, solicitando copia contractual, extractos de pago y la rescisión de los contratos, la respuesta ha sido afirmativa.

El éxito de la vía extrajudicial es esperanzador pues permite que, en muy poco tiempo, los clientes puedan recuperar su dinero, al mismo tiempo que se cancela la tarjeta. La duración del proceso ha sido de, a penas, un mes en ambos casos.

Tarjeta Pass de Carrefour

Es una de las tarjetas de crédito más extendidas y conocidas entre los consumidores. Se trata de una tarjeta con un límite mensual tanto en el pago al contado como en el uso de crédito.

Nuestro socio J. S. era poseedor de esta tarjeta desde el año 2009. Mensualmente pagaba la cantidad de 105€, más comisiones e intereses.

El tipo de interés TAE era del 21,99% y 39€ en concepto de reclamación de impagos.

Tras recibir nuestro escrito, la responsable del Servicio de Atención al cliente, propone a su cliente anular la tarjeta debido a la disconformidad creada. Al mismo tiempo, acuerda la anulación de los intereses y las comisiones cobradas por mora y reclamación de impagos, por un importe de 2.224,92 euros.

Dicho importe devuelto se destina a la cancelación de la deuda pendiente, que en el momento de la propuesta de acuerdo, ascendía a 261,02 euros. La diferencia entre las cantidades, es un saldo a favor de nuestro socio por importe de 1.963,90 euros que ya fueron abonados tras la firma del acuerdo.

Tarjeta Alcampo

Fue contratada en el año 2010 por el asociado E.G. y en el año 2012 se produjo un cambio de las condiciones contractuales que supuso la aplicación de un tipo de interés TIN del 19,99% y un TAE del 21,84%.

Para la empresa este tipo de interés, que no considera usurario, es debido a la contraprestación que el cliente tiene que realizar por la facilidad y rapidez de contratación y porque la entidad financiera no tiene ninguna garantía, como puede ser un bien inmueble en los préstamos hipotecarios.

Sin embargo, Oney acepta rescindir el contrato y cancelar la tarjeta. El cliente ya no podrá hacer más disposiciones en ningún establecimiento Alcampo ni adheridos.

A cambio, accede a devolver 1.387,86 euros que es la cantidad resultante del dinero pagado de más (2.552,79), frente al dinero pendiente de abonar 1.164,93€.

Seguimos dando la batalla frente a las tarjetas de crédito o revolving. Llevamos desde el año 2017 peleando judicialmente contra los abusos cometidos en la contratación de este tipo de productos. Y parece que ahora, también, se abre una vía de solución amistosa y rápida, que nos llena de satisfacción.

Nuestro servicio incluye también el cálculo de las cantidades y la revisión de la propuesta de acuerdo.

Si deseas contactar con nuestro servicio jurídico y resides en Asturias, pincha aquí.

La Unión de consumidores, ¡Siempre a tu servicio!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *