Cambios en el etiquetado de la leche y productos lácteos

A partir del 22 de enero del 2019, la leche y los productos lácteos deben indicar, en el etiquetado, el lugar de origen de la leche utilizada como ingrediente de los productos que se elaboran y comercializan en España.

El Real Decreto 1181/2018 aprobado en septiembre del año pasado modifica la normativa en aplicación del Reglamento  1169/2011 del Consejo y Parlamento Europeo.

Las encuestas realizadas en España demandaban una mayor información a cerca del origen de la leche y los productos lácteos. Es más, para el consumidor español es tan importante, que suele vincular la mención del país de origen con la calidad del alimento utilizado como materia prima.

El etiquetado

Los productos lácteos envasados así como la leche procedente de cualquier animal de abasto (vaca, oveja y cabra), y cualquier otro alimento que utilice leche en un porcentaje superior al 50%, tendrán que mencionar tanto el país de ordeño como el de transformación.

Se exceptúan los productos con denominación de origen, con indicación geográfica y las especialidades tradicionales garantizadas, que lo indicarán de forma voluntaria.

Las empresas alimentarias podrán completar la información con una indicación más precisa del lugar de procedencia regional o territorial de la leche, si procede enteramente del origen indicado y siempre que no se trate de un nombre protegido.

Esta nueva normativa tendrá un carácter experimental durante un periodo de dos años, a partir de su entrada en vigor. Y solo afecta a los productos elaborados o producidos en España, para adaptarse a las regulaciones de los estados miembros  del entorno.

Listado de productos

  • Leche y nata, sin concentrar, azucarar ni edulcorar de otro modo.
  • Suero de mantequilla, leche y nata cuajadas, yogur, kefir y demás leches y natas fermentadas o acidificadas, incluso concentrados, azucarados o edulcorados de otro modo o aromatizados, o con fruta o cacao.
  • Lactosuero, incluso concentrado, azucarado o edulcorado de otro modo; productos constituidos por los componentes naturales de la leche, incluso azucarados o edulcorados de otro modo, no expresados ni comprendidos en otras partidas.
  • Mantequilla y demás materias grasas de la leche; pastas lácteas para untar.
  • Quesos y requesón.

La Unión de consumidores de Asturias, ¡Siempre a tu servicio!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *