La odisea de viajar a Venecia con Volotea

El 3 de septiembre un vuelo con origen Asturias y destino Venecia retrasó su salida de las 19:40h a las 22.30h. Más de la mitad del pasaje tuvo que quedarse en tierra ya que por motivos técnicos el avión no podía despegar con sobrepeso. Las 70 personas que volaron, lo tuvieron que hacer sin equipaje.

Así las cosas, quienes llegaron a Italia fueron desviados al aeropuerto de Verona, ya que el de Venecia cierra a medianoche, a donde llegaron en torno a la 1:30 de la madrugada. Tras el viaje en el autobús habilitado por Volotea los pasajeros llegaron al aeropuerto de Venecia a las 5 de la mañana, donde tuvieron que llamar a taxis para desplazarse al centro de la ciudad.

Los socios de la Unión de consumidores, una familia de cuatro miembros, pudieron viajar, pero al ir sin maletas al día siguiente tuvieron que hacer una compra básica para poder disfrutar del viaje. Mientras que desde Volotea les informaban de que su equipaje estaría disponible ese mismo día en el aeropuerto.

Tras un día perdido en el aeropuerto, el equipaje sigue sin aparecer y la familia continúa viaje hasta Florencia y Roma, según el trayecto previsto inicialmente. Y mientras tanto, compran la ropa necesaria para hacer frente al viaje. Cuando ya están en Roma, tras contactar a diario con Atención al cliente de Volotea y habiendo pasado 7 días desde el vuelo, por fin les llaman para recoger su equipaje en Roma, aunque habían pedido que lo enviasen a Asturias, puesto que al día siguiente, miércoles 12 de septiembre, ya regresaban.

A las molestias propias del retraso de un vuelo, la llegada a un aeropuerto diferente al de destino, en una ciudad extranjera a altas horas de la mañana y si que estén funcionando los servicios básicos, se une la falta del equipaje de los cuatro miembros de una misma familia.

Como socios de la Unión de consumidores de Asturias, nuestro servicio jurídico interpone la correspondiente reclamación. Solicitando la compensación económica de 250 euros por pasajero prevista en los casos de retraso de más de 3 horas y la compensación por pérdida del equipaje.

Volotea accede al pago de 1.000 euros (250€ * 4) de la indemnización por retraso del vuelo y a compensar a cada pasajero con 30 euros diarios durante 7 días (210€ por persona) para la compra de productos y ropa básica durante el tiempo que han estado sin el equipaje. En total, son 840 euros.

La familia ha recibido 1.840 euros aunque a buen seguro que nunca olvidarán este viaje a Italia.

Respuesta afirmativa de Volotea a nuestra reclamación

Nuestras preguntas son:

¿Cuántos pasajeros han reclamado la compensación económica a la que tienen derecho?

¿Cuánto dinero se ahorran las compañías aéreas por cada pasajero que no reclama?

¿Cuántos de ustedes conocen sus derechos como pasajeros?

Para resolver estas dudas o preguntas, nos tienen a nuestra disposición en este enlace.


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *