Concetraciones: Sin justicia independiente, no hay Democracia

La Unión de consumidores de Asturias convoca dos concetraciones el sábado 10 de noviembre a las 12:30h en la Plaza Porlier de Oviedo ante la sede del Tribunal Superior de Justicia del Principado de Asturias, en defensa de la dignidad ciudadana y por una justicia independiente para garantizar la democracia y en Gijón, a la misma hora en la Plaza de El Parchís en colaboración con la Federación de vecinos de Gijón.

En la historia reciente de la democracia española nunca la ciudadanía había cuestionado de una forma tan tajante las bases sobre las que se asienta la independencia del poder judicial como en las últimas tres semanas a raíz de los cambios de criterio que el Tribunal Supremo ha realizado, con ocasión de la deliberación respecto a quién corresponde el pago del impuesto de actos jurídicos documentados y transmisiones patrimoniales en la concesión de préstamos con garantía hipotecaria, de una forma tan confusa, con evidente mala gestión en sus formas y con un final tan desatinado.

En un sorprendente maratón judicial hemos pasado de la alegría al conocerse la sentencia del 16 de octubre donde, en un cambio jurisprudencial sin precedentes, la Sala de lo Contencioso-Administrativo acordaba que el sujeto pasivo del impuesto de actos jurídicos debía ser asumido por las entidades financieras al ser las principales beneficiarias de la inscripción notarial del préstamo hipotecario, a la paralización inmediata y urgente de dicha sentencia por motivos de su “enorme repercusión económica y social” hasta la convocatoria de un Pleno en el Supremo, que tras dos días de deliberaciones y en lo que parece, una decisión ajustada y tomada con extrema rapidez, se vuelve a cambiar de criterio para anular la jurisprudencia anterior reflejada en no una, sino tres sentencias de la misma Sala y frente a una misma parte reclamante: La empresa municipal de vivienda de Rivas Vacia-Madrid.

La imagen que ha dado el Tribunal Supremo, máximo órgano jurisdiccional del estado Español dista de ser una imagen de eficiencia, seriedad y rigor sino todo lo contrario. Ha provocado una desconfianza hacia la justicia, una inseguridad jurídica alarmante para todos los estamentos (consumidores, ciudadanía en general, instituciones, colectivos y entidades financieras), y sobretodo, una pérdida de prestigio y de confianza generalizada, ya cuestionada por quienes nos dedicamos a la defensa de los consumidores y usuarios con la sentencia de mayo del 2013 respecto a las cláusulas suelo y su aplicación “no retroactiva” de los efectos de la nulidad de dicha cláusula, en aras, también, a su enorme repercusión económica.

Los ciudadanos no podemos permitirnos una Democracia en la que no se cumplan unos mínimos básicos que permitan garantizar un estado verdaderamente independiente sin injerencias en uno de sus pilares fundamentales, como es el Poder Judicial. Y tras esta situación creada con la consiguiente concatenación de errores, la justicia en este país está verdaderamente tocada y necesita una revisión; para empezar, un nombramiento de jueces y magistrados no contaminados por el poder legislativo y, en segundo lugar, la dimisión del Presidente del Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes y del Magistrado Díez-Picazo.

Por todo lo anterior, la Unión de consumidores de Asturias con su Presidente, Dacio Alonso, en cabeza, convoca esta manifestación para que todos nuestros socios, simpatizantes y consumidores en general muestren su profundo rechazo a esta situación, exijamos todos juntos un poder judicial independiente y una reforma de la Ley Hipotecaria que amplíe la protección al consumidor como desde Europa se ha previsto hace ya cuatro años en una Directiva que aún no se ha traspuesto al ordenamiento jurídico español.

Vídeo de la convocatoria de las concentraciones

Departamento de comunicación

Unión de consumidores de Asturias