Nuevo etiquetado de los carburantes en las gasolineras europeas

Hoy viernes 12 de octubre entra en vigor la Directiva 2014/94/UE que prevé un sistema único y armonizado para toda la Unión Europea respecto del etiquetado de los carburantes en los aparatos surtidores y en las bocas de las mangueras de las estaciones de servicio.

Así mismo, la Norma UNE-EN 16942 establece el diseño y formato de las nuevas etiquetas.

De esta forma, quien a partir de hoy quiera repostar gasolina 95, observará que la etiqueta correspondiente en el surtidor, será distinta a la habitual, en concreto, aparecerá la denominación E-10:

*Fuente Repsol

Es decir, el cambio es simplemente nominativo pues el surtidor no cambia el contenido del carburante, ni tampoco habrá una ampliación de la oferta de combustibles.

Los nuevos vehículos sí introducirán estas etiquetas, de fábrica, en la tapa del depósito y en el manual de uso del vehículo de tal forma que sea un indicativo de referencia para el usuario.

El objetivo de esta Directiva es la homogeneización de etiquetado y nomenclatura en los países de la Unión Europea en los que será de aplicación, para que no haya problemas de identificación. En concreto, esta normativa se aplicará a los países europeos y Islandia, Noruega, Macedonia, Serbia, Suiza, Turquía y Liechtenstein.

Gasolina

El nuevo etiquetado de la gasolina pasará a llamarse E5, E 10 ó E85, donde la «E» es una abreviatura de «etanol» y serán redondas. Y el número que acompaña a la etiqueta, indica el máximo de etanol recomendado en el vehículo.

Gasóleo

La etiqueta es cuadrada y la nomenclatura es B7, B10 y XTL, la «B» es el contenido de biodiésel en el carburante.

Gases

Están etiquetados con siglas: H2 (hidrógeno), CNG (Gas natural comprimido), LPG (gas licuado de petróleo), LNG (gas natural licuado).

El tamaño de las etiquetas será de 30mm de diámetro para el surtidor y de 13mm para el boquerel (boca de la manguera).

La Unión de consumidores, ¡Siempre a tu servicio!