Denunciamos a EDP por no facturar a los beneficiarios del bono social eléctrico

Muchos de los clientes de EDP que han solicitado y recibido la concesión del nuevo bono social eléctrico, llevan seis meses sin recibir las correspondientes facturas de la luz, por lo que hemos interpuesto sendas denuncias administrativas a Consumo, Industria y la CNMC por incumplimiento normativo y abuso a los consumidores, solicitando la apertura de un expediente sancionador.

Todo comenzó a finales del año pasado cuando los, aproximadamente, 12.000 clientes asturianos de EDP que solicitaron el nuevo bono social eléctrico, aprobado por el Gobierno mediante un Real Decreo 897/2017, reciben una notificación de la empresa de que se les ha concedido y son beneficiarios del bono social, pero pasan los meses y no reciben ninguna factura.

Se trata de los meses más duros del invierno y la no recepción mensual de las facturas, les impide no solo pagar el recibo sino acumular una «deuda» con la empresa, dificil de pagar puesto que se trata de consumidores vulnerables o vulnerables severos, con ingresos mensuales de poco más de 400 euros.

EDP está incumpliendo la Ley, tanto por no respetar los derechos de los consumidores como de la Ley del sector eléctrico, que obliga a facturar mes a mes y poder pagar la factura en un plazo de 20 días.

Dos son las pretensiones de la Unión de consumidores de Asturias en las denuncias: Por un lado, el inicio de un procedimiento sancionador contra EDP, y por otro, la interposición de medidas cautelares que permitan un pago prorrateado de los consumos no facturados, durante un periodo de un año.

La falta de respeto de la empresa hacia sus clientes es notable, además, ni siquiera su Servicio de Atención al cliente es capaz de dar una respuesta coherente y real al problema que ellos mismos han creado.

Parece que el único interés por parte del Gobierno asturiano es la OPA de los chinos sobre EDP, pero no de los problemas reales de los consumidores, especialmente, los más vulnerables.

PROHIBICIÓN DE LAS VENTAS A DOMICILIO

La Unión de consumidores de Asturias lleva mucho tiempo advirtiendo a los consumidores del peligro de los comerciales que se acercan a nuestros domicilios para que, con técnicas de «puerta a puerta», cambiemos nuestro contrato eléctrico del mercado regulado al mercado libre.

Esta semana la propia Comisión Nacional del Mercado y de la Competencia se hacía eco del problema de muchas familias asturianas, principalmente, de personas mayores que son las más indefensas y que acceden al cambio de su contrato eléctrico por la presión de estos comerciales que son realmente agresivos.

Dentro de poco se producirá un cambio en la normativa, que exigirá a las empresas eléctricas un cambio de sus logotipos y una mejor y mayor identificación a cerca de quién es la empresa comercializadora y distribuidora. No sorprende la activa campaña actual para intentar «captar» el mayor número de cambios de contratos del mercado regulado al libre.

Solicitamos al Gobierno asturiano una suspensión cautelar de las ventas a domicilio.

Si deseas contactar con nuestro servicio jurídico, pincha aquí.

La Unión de consumidores, ¡Siempre a tu servicio!