Sentencia de nulidad de contrato de tarjeta de crédito Wizink

El juez declara la nulidad de la tarjeta revolving de Wizink y condena a la demanda a devolver al consumidor todo lo que hubiera cobrado por encima de la cantidad financiada.

Las tarjetas “revolving” son aquéllas cuyo saldo deudor se va recargando o recalculando a medida que su titular dispone del dinero.

En este caso, Wizink impuso en el contrato un tipo de interés TAE inicial del 24,6%, pasando al 27,24% y, finalmente, al 29,20%, mientras que el tipo de interés medio en el año 2009, momento de la contratación, era del 9,27%.

El abogado del consumidor aplica, en su defensa, la Ley de represión de la Usura, calificando el interés del crédito al consumo, como usura.

Por otra parte, se indice en la especial condición del consumidor, que tiene una minusvalía del 80% y una situación de gran invalidez agravado con problemas psiquiátricos.

El juez estima que Wizink “no ha invocado ninguna circunstancia excepcional que justifique la imposición de un tipo de interés notablemente superior al normal del dinero” y entiende que se trata de un supuesto de concesión irresponsable del crédito que no justifica que hubiera existido un alto riesgo en la concesión del crédito.

La sentencia declara la nulidad del contrato por usura, y prohíbe a Wizink el cobro de ningún interés o comisión por las cantidades prestadas o de las que fue disponiendo el actor (consumidor) y obliga a la demandada a devolver al consumidor lo que hubiera pagado de más respecto a la cantidad financiada.

Las costas también corren de la parte de Wizink. La sentencia es en primera instancia, habrá que esperar a ver si se recurre a una instancia superior.

Sentencia Wizink 24/2018

Si se encuentra en esta situación, puede ponerse en contacto con nuestro servicio jurídico para analizar su caso en concreto, en este enlace.

La Unión de consumidores, ¡Siempre a tu servicio!